domingo, 25 de mayo de 2008

Esclavos del deseo

Tiene sus años y tal vez hoy la escribiría distinto. Me costó un año de laburo y me quemó la cabeza. Me parece, sin embargo, que fue mi primera crónica como la gente.

(De Crónicas Filosas. Los mejores relatos de Rolling Stone, 2007, publicada originariamente en RS Nº 20, noviembre de 1999.)

No hay comentarios: