sábado, 5 de julio de 2008

César


A una semana de haberlo encontrado, la campaña para ubicar a César es hoy el eje de mis desvelos. Su foto recorre las vidrieras del barrio y la inmensidad del ciberespacio. Ningún escritor regala perritos: ¡aprovéchense de mi! Repito, actualizado, el texto anterior. ¡César es lo más! Denle bola, che. Cópense.
Perrito
Me encontré un perrito herido por la calle. Lo había atropellado un auto y le sangraba una pata. Lo llevé a la veterinaria del barrio: lo curó, lo desinfectó, lo revisó, le cosió la herida de la pata, le dio antibióticos, etc. Le sacó una radiografía y constató que tiene una fractura leve. La semana que viene, cuando le haya sacado los puntos, le pondrá una férula y en pocos días podrá caminar sin problemas. Ahora está bien, vendado y cansadito, pero bien. Es un perrito de un año, mediano callejero color té con leche con más leche que te, más lindo y más bueno que el pan. Me consta que es bueno porque lo llevé a upa una cuadra hasta la veterinaria y el tipo ni se mosqueó. La pregunta del millón es ¿Y ahora? Yo ya tengo perrito y no puedo tener dos. Si alguna buena persona quiere venir a verlo y acaso compartir su vida con él, que me mande un mail y que me deje un teléfono de contacto. Por supuesto, que lo haga cuanto antes porque no lo puedo tener mucho tiempo. Desde ya muchas gracias.

8 comentarios:

Te Vi En Vivo dijo...

Leí, creo, detenidamente tu perfil y lamenté la ausencia del registro de un fugaz periodo como docente. Sí, allá por el '91 o tal vez ´92, eras el profesor del taller de periodismo en mi escuela secundaria. No sé si el dato te alegra, pero ahora también yo soy periodista en un pasquín muuuuy feo y berreta, Diario Popular. Abrazo.

Daniel Riera dijo...

¡Claro que me alegra! La verdad es que estuve apenas un mes como profesor en el colegio Enseñaje, que quedaba en Banfield y no existe más. Por eso me parece un milagro que te acuerdes. En fin, gracias por escribir, suerte con el periodismo y espero que hayas disfrutado aquellas toscas clases. Me recuerdo muy nervioso: entonces tenía apenas 21 años y no estaba muy seguro de que tuviera mucho para transmitir sobre el oficio. Espero que algo te haya servido. Un abrazo.
PD: La misma que le pongo a todos mis correos desde el sábado pasado. Si sabés de alguien que se pueda copar con César, no dejes de avisarle/me.

Daniel Riera dijo...

¡Claro que me alegra! La verdad es que estuve apenas un mes como profesor en el colegio Enseñaje, que quedaba en Banfield y no existe más. Por eso me parece un milagro que te acuerdes. En fin, gracias por escribir, suerte con el periodismo y espero que hayas disfrutado aquellas toscas clases. Me recuerdo muy nervioso: entonces tenía apenas 21 años y no estaba muy seguro de que tuviera mucho para transmitir sobre el oficio. Espero que algo te haya servido. Un abrazo.
PD: La misma que le pongo a todos mis correos desde el sábado pasado. Si sabés de alguien que se pueda copar con César, no dejes de avisarle/me.

Enana boicoteadora maldita dijo...

ahi le estoy dando bombo por todas partes

Enana boicoteadora maldita dijo...

lo subi a varias listas tambien

Julieta dijo...

En Proyecto 4 patas hacen campañas de adopción de mascotas. Tal vez puedan darte una mano (proyecto4patas@gmail.com). Suerte en la búsqueda.

daniela dijo...

Estamos divulgando la necesidad de César por encontrarse con una familia que lo quiera y lo pueda cuidar bien. Me da pena que no entremos en la segunda de las categorías...pero se lo ve tannnnn bonito.
beso a césar

Anónimo dijo...

Che: Yo soy otro alumno del enseñaje. De casualidad vi este anuncio. Me acuerdo de vos como profesor... Muy bueno, me acuerdo que nos mandaste a averiguar las diferencias entre un diario y otro y llegamos diciendo cualquier boludez. Y el programa de radio que hicimos para fin de año. Lo que no puedo creer es que solo tuvieras 21 años!!!

Este es mi blog, saludos!!!

http://lacondicion.blogspot.com/