sábado, 9 de agosto de 2008

Familia

Hermano: ¿En qué andás? ¿Estás preparando algún libro nuevo?
Yo: Sí. Uno de poemas.
Hermano: ¡Nooooo! ¡Vos tenés que hacer libros periodísticos!
Yo: ¿Por qué no te vas un poco a la puta madre que te parió?
Hermano: ¡Bueno, che, no te ofendas! ¿Vos querés que te adulen, nada más?
Yo: Tenés razón, disculpame. También te podés ir a la reconcha de tu madre.

1 comentario:

p.d. alvarez dijo...

La incomprensión de los hermanos puede ser, a veces, desgarradora.