lunes, 11 de agosto de 2008

Nora Lezano

Ayer vi después de un año largo a mi amiga Nora Lezano, fuimos a ver un recital olvidable, nos fuimos en el intervalo, fuimos a su casa, Nora me dijo estoy escribiendo mucho últimamente, tenía una Olivetti Lettera 32 en la mesa del comedor, tenía un poema atravesado en el rodillo de la Olivetti Lettera 32, era un señor poema, un poema poema con nombre y apellido, el nombre y apellido de ella, Nora Lezano. Yo no sabía que Nora escribía, sabía que era una super super fotógrafa una artistísima (nueve de cada diez fotógrafos se creen artistas: Nora lo es). Yo no sabía que Nora escribía no sabía nada de sus increíbles cuadernoras y los leí en su casa en voz alta, había poemanoras, narranoras breves, fragmentos de un dianorario y ahora es la hora de Nora la escritnora ahora Nora atesora obra Nora oscurecea Nora Norea sabe jugar sabe la música de las palabras conoce el poder de las imágenes y sale a buscarlas (¡y a encontrarlas!) sin miedo, apuesta fuerte Nora, a veces aterranora con lo inevitable: el horror de la condición de hija, el desamor que esconde todo amor, la muerte vista con lucidez Cioranora. Y a veces Nora describe con ternora el alivio que supone la caricia de alguien tan desesperado como nosotros. Poemanoras, narranoras y dianorarios sobre la fragilidad de los seres humanos, noradas sobre la imposibilidad de la vida de música ligera y eso que a Nora le gusta Soda y le recuerdo la pregunta que se hace John Cusack en su disquería, la pregunta leit motiv de la película Alta fidelidad, Somos infelices porque escuchamos canciones pop o escuchamos canciones pop porque somos infelices (¡Hornsby!), chi lo sa, sonríe Nora, somos lo que nos sale y enorabuena que exista alguien como Nora y enorabuena por contarla entre mis amigos.

(De La muerte del Sea Monkey, inédito)

2 comentarios:

p.d. alvarez dijo...

Saca buenas fotos, escribe en una máquina clásica cosas que parecen excelentes.

Si Nora fuese varón, seguramente merecería nuestra más sana envidia.

a la vuelta del destino dijo...

yo me peguntaba ultimamente que sería de esa fotógrafa brillante! y no sólo eso...sino que además humilde y simpática!
:)