viernes, 15 de mayo de 2009

Operación Oliverio

Con Javier y Jaimito, una institución en la ventriloquia.

Con Daiana y Yanina, el glamour y la renovación que se vienen.


Bueno, la cirugía del amigo muñeco salió muy bien. Ahora abre la boca a lo loco y el gatillo para maniobrarlo está más arriba y, por lo tanto, más cómodo para una mano grandota. Oliverio está 0 km., de manera que ha llegado la hora de ensayar como se debe. ¿Cómo se debe? Diariamente. Pero antes, Oli se fue de juerga con sus amigos para celebrar su óptimo estado de salud. La juerga fue, por supuesto, en Nefertiti, el bar de la calle Humberto Primo donde los ventrílocuos jugamos de locales. Estuvo Rosita, pero no le dio mucha bola. Oliverio no me lo quiso decir, pero creo que se quedó un poco preocupado. Habrá más fotos de esta fabulosa noche de anoche.

No hay comentarios: