jueves, 27 de agosto de 2009

Feli



Si hubieras permanecido un poco más entre nosotros, si no hubieras ardido hasta desvanecerte desintegrarte irte, si hubiéramos podido hacer otro viaje (nos quedamos con las ganas de conocer Granada, Petén, Belice), si hubieras podido venir a Buenos Aires a ver a Dylan, si hubieras podido conocer al Purvi, si hubiéramos podido leer juntos allá en Rayuela o acá en Mu, si hubiera podido presentarte a mi compañera, si hubiera podido conocer a tus hijos, si hubiera podido darte el libro que te dediqué, si hubiera podido ir con vos a ver al Sport Cartaginés, si hubieras podido venir conmigo a ver al Grana, a gritar Vamos los pibes in situ y no en Managua o en Masaya o en Tegucigalpa o en San Salvador o en Guate o en Tapachula o en el DF o en Tijuana o en cualquier lugar donde hiciera falta gritarlo para darnos ánimo... Todo lo que vivimos juntos fue más que suficiente para no olvidarte, amigo mío: precisamente por eso quería más, precisamente por eso este insomnio tiende a perpetuarse.
Me hubiera gustado compartir con vos otro hotel barato (otro de tus Mil hoteles), otro bus sin baño, otro día en la ruta, otros gamines que nos vendan pajarillas de junco, otro karaoke, otra fiesta que nos obligue a dormir menos de dos horas, otra ciudad en ruinas por el terremoto por el huracán por la dictadura o por todo eso junto, otro evangelista que nos grite por la calle, otro tema de Daddy Yankee que no sea Rompe, otra pupusa, otro pupusódromo, otra película de Vin Diesel, otro bobo pretencioso que nos hable de sus "instalaciones", otra frontera donde nos quieran sacar el dinero que no tenemos, otro migrante que nos cuente cómo atravesará el desierto, cómo burlará al imperio, otro vendedor que nos hable en spanglish, otro mariachi triste que espere con su guitarrón en la vereda, otra gira por bares guatemaltecos, otra cena obligada en el Burger King mientras llega el WU salvador, otro slogan que se convierta en soundtrack para siempre: Cerveza SalvaVida, lo que se llama cerveza... Hotel Cadillac, la mejor opción para su diversión. Otro día más. Otra conversación. Otro poema. Otra foto.
Fue hermoso mientras duró, amigo mío, pero ay, brillaste mucho y duraste poco y dejaste un cráter cuando te fuiste.

6 comentarios:

Adrian Arias dijo...

Daniel que buyeno que tuviste la suerte de vivir todo esto a su lado...y este fue sin duda su viaje mas importante por la latinoamerica que solo ustedes concocieron a su manera...
Fue un crater volcanico lo que Felipe nos dejo definitivamente
Un abrazo desde Costa Rica
por que los que son amigos de Feli seran mis amigos!

Daniel Riera dijo...

Un abrazo, Adrián. Ojalá pueda andar pronto por allí y podamos brindar en memoria de nuestro amigo.

Adrian dijo...

Cuenta con eso!!
mi mail es adrianariasc@gmail.com

tetas falsas dijo...

gracias Daniel. por escribir esto tan lindo para FE. lo primero que dijo el lunes fue lo feliz que estuvo el domingo que lo habías llamado. también vio a sus hijos. lo segundo que dijo ese lunes fue como un poema de Casas "no quiero estar acá", refiriéndose al hospital. dijo también que le habías dedicado Familia y propiedad. gracias

Daniel Riera dijo...

¡Gracias a vos por contarme esto!

Yuexiannu dijo...

Daniel: ya hice lo que me pediste, gracias por la foto y por tus comentarios con respecto a Felipe, fue un gran hombre con corazón de niño y es u gran poeta.
Isolda