martes, 25 de agosto de 2009

Wish you were here

Me dicen que un amigo está en manos de Dios y yo creo que Dios no existe y querría que una mano más tangible, una mano humana, sabia y amorosa, no lo dejara morir. Todos recordamos la canción que habla de las almas perdidas que nadan en la pecera todos los años y del encuentro con los mismos viejos temores. Nadie sabe bien qué hacer, qué decir, en estos casos. Cómo deseo que te quedes, amigo... Que no te vayas.

3 comentarios:

Maria Montero dijo...

por el amigo que se fue, hoy es un día en que todo debería ir en minúscula. una forma gráfica de bajarle el tono a todo. un luto de escritor. dios no existe pero la muerte sí. de todos modos no sabríamos qué hacer, es decir, no lo sabemos. ayer estábamos como perdidos frente a la puerta del hospital, esperando resultados. ahora, del amigo que se fue nos queda la cara que pondrán sus amigos en el funeral.

tetas falsas dijo...

pero no estuvo solo y quién sabe, si dios tal vez exista como es su mano?

William Eduarte dijo...

un abrazo