viernes, 23 de octubre de 2009

¡Aguante Sair y Luchito!

La familia de los ventrílocuos estuvo pegada al televisor, ya que anoche Sair y Luchito se presentaban, en vivo, en las semifinales del programa televisivo Talento Argentino. Además del cariño que nos une por haber elegido una misma manera de soñar, nos unen, también, algunos lazos de familia. Paso a explicar: La madre de Sair, la artista Jesús de la Cruz Rivera, creó a Oliverio y a Luchito. Oliverio, entonces, viene a ser el hermano mayor de Luchito. Yo no pude estar en los estudios de Telefé en Martínez, pero el propio Oli estuvo alentando a Sair y Luchito desde la escenografía. Nos morimos de tristeza cuando, en su primera aparición de anoche, Sair se trabucó con la letra y se puso a llorar. Hubiera merecido la música épica de Rocky el momento en que el pequeño gran artista volvió a escena con su muñeco y con su mamá, pidió otra oportunidad, le fue concedida, salió adelante con su rutina, fue aplaudido de pie por el jurado y por los de la tribuna. Sair tiene ocho años y este humilde colega y amigo lo felicita. Los lectores de este blog que están en la Argentina, pueden votarlo enviando un SMS al 9009 con la consigna VOT 1 (después de VOT hay que dejar un espacio antes del 1). Creo que sale dos pesos. Yo lo voté. Me imagino lo que muchos pensarán sobre los concursos televisivos, el dinero que recaudan, la televisión y todo eso. Yo pienso lo mismo, pero lo voté igual.

1 comentario:

Adam dijo...

Pobre el pibe, se desmoronaba llorando. Pero para mi era puro chamuyo, vos viste como en un segundo hizo que la Fulop se acercara a consolarla, es un campeon el pibe!

Ah lo reconoci a Oliveiro, que miraba la permormance bien atento.