sábado, 29 de agosto de 2009

Sin título




No te daré
Una casa grande
Porque no la tengo.
No te daré tu sueño
De princesa dorada
Con perros y lugar
Para las flores
Más raras del reino
Ni siquiera te ofrezco
Ese brillo triste y cansino
De la mirada amorosa de
Tu padre
Ni el brazo tierno de tu abuela,
Ni la lagrima robada al miedo de tu hermano.
No tengo la fe genuina del dios de tu madre
Así que esto tampoco te lo ofrezco.
Te doy eso si, Este miedo obsceno
De la noche
La vital caricia que es mi mano en ti

Y este cuerpo
Que es polvo
Fue polvo
Y será
Nada


FELIPE GRANADOS (1976/2009)
(En revista virtual Ping Pong, 2008)

jueves, 27 de agosto de 2009

Feli



Si hubieras permanecido un poco más entre nosotros, si no hubieras ardido hasta desvanecerte desintegrarte irte, si hubiéramos podido hacer otro viaje (nos quedamos con las ganas de conocer Granada, Petén, Belice), si hubieras podido venir a Buenos Aires a ver a Dylan, si hubieras podido conocer al Purvi, si hubiéramos podido leer juntos allá en Rayuela o acá en Mu, si hubiera podido presentarte a mi compañera, si hubiera podido conocer a tus hijos, si hubiera podido darte el libro que te dediqué, si hubiera podido ir con vos a ver al Sport Cartaginés, si hubieras podido venir conmigo a ver al Grana, a gritar Vamos los pibes in situ y no en Managua o en Masaya o en Tegucigalpa o en San Salvador o en Guate o en Tapachula o en el DF o en Tijuana o en cualquier lugar donde hiciera falta gritarlo para darnos ánimo... Todo lo que vivimos juntos fue más que suficiente para no olvidarte, amigo mío: precisamente por eso quería más, precisamente por eso este insomnio tiende a perpetuarse.
Me hubiera gustado compartir con vos otro hotel barato (otro de tus Mil hoteles), otro bus sin baño, otro día en la ruta, otros gamines que nos vendan pajarillas de junco, otro karaoke, otra fiesta que nos obligue a dormir menos de dos horas, otra ciudad en ruinas por el terremoto por el huracán por la dictadura o por todo eso junto, otro evangelista que nos grite por la calle, otro tema de Daddy Yankee que no sea Rompe, otra pupusa, otro pupusódromo, otra película de Vin Diesel, otro bobo pretencioso que nos hable de sus "instalaciones", otra frontera donde nos quieran sacar el dinero que no tenemos, otro migrante que nos cuente cómo atravesará el desierto, cómo burlará al imperio, otro vendedor que nos hable en spanglish, otro mariachi triste que espere con su guitarrón en la vereda, otra gira por bares guatemaltecos, otra cena obligada en el Burger King mientras llega el WU salvador, otro slogan que se convierta en soundtrack para siempre: Cerveza SalvaVida, lo que se llama cerveza... Hotel Cadillac, la mejor opción para su diversión. Otro día más. Otra conversación. Otro poema. Otra foto.
Fue hermoso mientras duró, amigo mío, pero ay, brillaste mucho y duraste poco y dejaste un cráter cuando te fuiste.

¿Quién quiere vivir para siempre?



Who Wants To Live Forever


QUEEN



¿Y qué si pinto
cacerías de animales feroces
y tiro la flecha
y asesino al padre
de otro clan
y reparto su carne a todos?


¿Qué si le doy
fuego al metal
y aprendo a moverme
sobre ruedas
y conjuro a la tierra
para que nazca pan,
moho
y veneno?


¿Qué si habito
las mismas cavernas
y agujeros
de los topos mayores
y dejo a los hijos
vagar
entre las bestias
para que aprendan de ellas
la sabiduría inefable
de lo vivo
y lo muerto?
¿Qué si construyo el Olimpo
y lo lleno de dioses
repletos de defectos
y egos difíciles?


¿Y qué si dejo Itaca
y no vuelvo en mucho tiempo?
¿Qué si tenso el arco
y soy la cuerda,
la punta de la flecha
y asesino a todos
tus amantes?


Qué si voy al circo
y grito
¡Muerte! ¡Muerte!


¿Qué si sostengo
la llave del imperio
y si tomo, por ejemplo,
al caballo
y lo obligo
a romperse las rodillas
a fuerza de recorrer
todos esos caminos
que ahora no
conducen nunca a Roma?


¿Qué si soy el grumete
más feo e incapaz
de las tres carabelas?


¿Y qué si seducido
por la magia de este lugar
donde todo es nuevo
y corrompible,
corrompo
y lo añejo todo?


¿Qué si le quemo
los pies a cualquier príncipe azteca
mientras al mismo
tiempo
reduzco la cabeza
de un viajero europeo?


¿Qué si digo Satán
y digo Amor
y me declaro culpable
de ambos crímenes?


¿Qué si te condeno
a morir en la hoguera
y soy el humo,
la pira
y el verdugo?

¿Qué si grito libertad
y grito no
y te parto la cabeza
y muero odiándote?


¿Qué si quemo
las grandes bibliotecas
sin ningún tipo de remordimiento
y en ese mismo instante
guardo de memoria
y para mí
los libros quichés,
el de job
y el de los muertos?


¿Qué si fumo marihuana
en mitad de la plaza
y soy un policía
y me persigo
hasta dar conmigo
y castigarme?


¿Qué si asesino a trecientos
y busco culpables
y me suicido
y nazco
y digo: todo está bien?


¿Qué si dejo caer la bomba
y la recibo en plena frente
y pido perdón
y sonrío
y soy ceniza
y animal?


¿Qué si desnudo a una mujer
de grandes tetas
y me siento halagado
por el regalo de estas palabras?


¿Qué si te sirvo el café
y me lo bebo
y sientes que me debes la propina
y te doy las monedas que me sobran
y me marcho
dejándote triste
frente a otra noche
sin que pase nada?


¿Qué si llego a casa
y me encuentro conmigo
y digo: Hombre,
qué tiempo,
llueve
y ambos vamos mojados?


¿Y qué si muero
y cargo mi ataúd
y digo que fui bueno
y me marcho
y digo: Buenas noches
y apago la luz.

FELIPE GRANADOS (1976/2009)

(En Soundtrack, 2005.)

Felipe Granados (1976/2009)



Ayer, 26 de agosto, en el hospital Calderón Guardia de San José de Costa Rica, a las 12.33, murió Felipe Granados, escritor, amigo. Tenía 33 años. Fuimos compañeros de ruta en el sentido metafórico y en el literal: entre octubre y noviembre de 2006 viajamos juntos en ómnibus desde Barranca, Costa Rica, hasta Tijuana, México. Sé que Felipe, que amaba a los beatniks, disfrutó mucho de nuestro propio On The Road. El domingo pasado hablamos por teléfono. Me dijo que en cuanto se pusiera bien iba a empezar a trabajar en un libro de poemas basado en nuestro viaje que se iba a llamar Mil hoteles. Me dijo que quería leer a Paco Urondo. Le dije que le iba a gustar. Los dos sabíamos que nos estábamos despidiendo. Los dos lo disimulamos en la medida de lo posible. Lo último que me dijo fue: “P’alante: ese es el espíritu”. Lo voy a extrañar mucho.

martes, 25 de agosto de 2009

Wish you were here

Me dicen que un amigo está en manos de Dios y yo creo que Dios no existe y querría que una mano más tangible, una mano humana, sabia y amorosa, no lo dejara morir. Todos recordamos la canción que habla de las almas perdidas que nadan en la pecera todos los años y del encuentro con los mismos viejos temores. Nadie sabe bien qué hacer, qué decir, en estos casos. Cómo deseo que te quedes, amigo... Que no te vayas.

sábado, 8 de agosto de 2009

Proyecto Oliverio

Oli departe con su amiga Rosita.


Las amigas/colegas de Medios lentos me publicaron una columna sobre el Proyecto Oliverio. Acá.

Dicho sea de paso, esta noche a las 23, Paco y Oliverio estarán en Mu, Hipólito Yrigoyen 1440, haciendo las delicias de nuestro respetable público y presentando al gran Conjunto Falopa.

Antilibros en ADN

Gritos y susurros sobre los Antilibros. Acá.

martes, 4 de agosto de 2009

Cuatro antilibros

Hemos echado a andar cuatro antilibros. Mañana publicaré las tapas de los cuatro en este blog (no es que me haga el interesante, es que no las tengo a mano mientras escribo esto): me encantan los cuatro, fue un placer compartir la realización de nuestros Antilibros con mis tres amigos f.g.mazzeo, Mariano Lucano y Pablo Marchetti. Será un placer compartir con ellos la aventura que aquí comienza: distribuirlos, darlos a conocer, luego publicar otros, etc. El jueves, en Mu, Hipólito Yrigoyen 1440, a las 19.30, vamos a festejar. Están, ya lo dije, invitadísimos.

sábado, 1 de agosto de 2009

¡Volvemos!

Esta noche, en Mu, Hipólito Yrigoyen 1440, a las 23, presentamos a Falopa. ¡Vengan y disfruten!