jueves, 25 de marzo de 2010

Magia crítica y la precarización del periodismo

El periodista Mauro Accurso escribe sobre el caso acá. Lo interesante es que abre la boca Nerina Sturgeon, la editora de Crítica Digital, y N.S. dice en defensa propia una frase que la define no sólo como trabajadora de prensa sino también como persona :
"Crítica de la Argentina le daba [a Alejandro Agostinelli] un espacio en un diario nacional de manera gratuita".
En otras palabras, Crítica de la Argentina es un diario tan copado que no le cobraba por trabajar.

Alejandro no es el primer periodista despedido en lo que va del año: no es ni siquiera el primer periodista despedido en ese diario. Algunas razones estimulan la entusiasta difusión de su caso en este espacio: 1) es un amigo y ha decidido hacer público su conflicto; 2) el notable contraste entre la excelencia profesional de su trabajo y el trato recibido aumenta la ridiculez del caso; 3) el carácter novedoso del formato puede llamar a confusión a los desprevenidos (no hay, en la Argentina, antecedentes de juicios laborales de bloggers rentados), pero el problema es en realidad bien tradicional. A los trabajadores se les paga por trabajar y según todas las leyes laborales (la que rige en este caso particular se denomina "Estatuto del Periodista"), cuando la empresa decide despedirlos sin causa, les tiene que pagar una indemnización.

2 comentarios:

Alejandro Agostinelli dijo...

Gracias Dany por el apoyo. Un abrazo grande.

OmarG dijo...

Crítica iniciará juicio a Alejandro Agostinelli por abandono de persona jurídica.