jueves, 5 de agosto de 2010

Felipe sigue escribiendo


Clara Astiasarán -a quien no conozco personalmente, aunque supe de su amistad con mi querido amigo, el poeta tico Felipe Granados- me envió a través del muro de Facebook de Paco y Oliverio este manuscrito, cuya existencia ignoraba.

Es un poema escrito por Feli y remite a nuestra estadía en el tragicómico hotel Cadillac, de México DF, durante una etapa del largo viaje en bus que yo inicié en Buenos Aires con otro amigo, Juan Manuel Paciok, y que -cuando le avisaron a Juan Manuel que debía regresar a su trabajo en Buenos Aires- compartimos con Feli desde Costa Rica hasta Tijuana. Si se observa con atención el trasluz de la primera hoja, se verá que del otro lado está el índice de mi libro Sexo telefónico. En otras palabras, Feli le hizo una especie de addenda a Sexo... Lo increíble es que, en circunstancias infinitamente más tristes, yo hice lo mismo con su Soundtrack: en las últimas páginas agregué de puño y letra un texto llamado Wish You Were Here, una especie de plegaria atea para que se recuperara , que había escrito en este mismo blog cuando alguien me comunicó que estaba "en manos de Dios". La coincidencia me impresiona y emociona por igual: Feli escribió sobre mí en mi libro, yo escribí sobre él en el suyo. Es como si hubiéramos sellado un pacto tan secreto que ni siquiera se enteraron los propios firmantes.


En los comentarios del Facebook, el escritor Alexánder Obando escribió: Eso es lo que hace un artista: hablarnos más claro cada día, pese a que ya haya muerto.


La ausencia de comillas no es un error, en tanto indica que hago mías sus palabras.

3 comentarios:

los dos flacos dijo...

mi querido amigo felipe

tetas falsas dijo...

en unos días hará un año y ya ves nos sigue sorprendiendo
gracias. un beso

karina dijo...

Los amigos Daniel y Felipe, :)